Terapia con ventosas

 

En medicina tradicional china existe el concepto de estancamiento o estasis sanguínea que puede derivarse de un bloqueo de qi,  ser causado por un traumatismo o incluso por una insuficiencia de Qi, Yin o Yang.

 

 

En cualquier caso el dolor aparece cuando el Qi y la sangre no fluyen adecuadamente. Al estancarse en una zona concreta se activa el dolor.

 

 

Deshacer el estancamiento es lo mismo que aliviar el dolor.

 

 

El masaje y la acupuntura son excelentes técnicas para reducir ese bloqueo y activar el libre fluir del Qi y la sangre,  sin embargo, no son las únicas técnicas eficaces.

En ocasiones, las zonas de dolor, como por ejemplo, algunas contracturas, son resistentes y recurrentes, y hay que emplear ventosas para movilizar la sangre y el Qi ya sea deslizándolas o dejándolas estáticas sobre la zona concreta.

La combinación de todas estas técnicas proporciona resultados patentes desde la primera sesión y son suficientes unas pocas sesiones para mejorar considerablemente.

Indicaciones y efectos principales:

  • Sedacción.

  • Mueve la sangre y la hace circular.

  • Antiestrés. Estimula la zona, órgano y activa los puntos meridianos.

  • Efecto analgésico, tratamiento del dolor.

  • Aumenta las defensas. Eleva la cantidad de elmentos en sangre.

  • Desintoxicación.

Contraindicaciones:

No se debe aplicar ventosas en pacientes con fiebre alta, convulsiones, espasmos, úlceras,  alérgicos, con fracturas, embarazadas. No soluciona problemas de huesos ni en nervios, solo musculares.

 

PERSONAL CON TITULACIÓN Y CERTIFICACION