¡Síguenos!

Reg. Cofepris No. 173300556X0935

DR © Regeneratech, D.F. 2012 / DR ©Alex Alvarez CDMX 2018

Todos los Derechos Reservados.

Atención únicamente
previa cita vía telefónica
5555118907 o whatsapp 5532628761

Col. Roma

CDMX

​México

Es nuestra responsabilidad ajustar las expectativas  a la máxima realidad de nuestros clientes, tomando muy en cuenta lo que ell@s desean  conseguir, con conocimiento y firme convicción de que  la aparatología estética es altamente efectiva, pero no milagrosa, al igual que la cosmética o incluso la cirugía estética. Con plena seguridad de que informaremos  de los posibles resultados  siendo realistas y lo que podremos alcanzar según nuestra experiencia, en el entendido de que; de persona a persona y por sus diferentes condiciones generales  estos resultados pueden variar.

Los precios publicados y tratamientos pueden cambiar sin previo aviso, favor de consultar la vigencia al realizar su cita.

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

Restricciones de paquetes

TRUCO # 1

para comer menos

4 Trucos comprobados para comer menos

TIPS

de Belleza y Nutrición

Once factores agravantes
de la
Celulitis

1. Vida sedentaria ( no permanecer mucho tiempo sentada)

2. Dieta desequilibrada ( rica en grasas y carbohidratos)

3. Beber poca agua ( Tomar 1 litro mínimo al día)

4. Fumar

5. Beber alcohol en exceso (Cerveza, vinos)

6. Beber café y bebidas carbónicas (con gas)

7. Estrés crónico (duerme bien)

8. El estreñimiento (come frutas y verduras crudas)

9. Vestir ropa ajustada que dificulte la correcta circulación linfática

10. El exceso de sal (consomé de pollo en polvo)

11. Los medicamentos como antihistamínicos y antitiroideos

TRUCO # 2

para comer menos

Varios estudios prueban que el tamaño del plato, tazón o cuchara que usas tienen una influencia directa en la cantidad de comida y calorías que consumes.


Richard Wiseman, en el libro 59 Segundos, habla sobre una investigación realizada en la que, a invitados a una fiesta, se les dieron al azar tazones y cucharas grandes, tazones y cucharas más chicos, y se les dijo que se sirvieran helado. Se encontró que los que tenían cucharas y tazones más grandes habían comido entre 14% y 31% más helado que aquellos que utilizaron los tamaños más chicos. ¡Interesante!, ¿no?


Otra investigación realizada en la Universidad de Pennsylvania utilizó un tazón de M&M's en el vestíbulo de un edificio de departamentos. Un letrero colocado al lado del tazón le decía a la gente que se sirviera M&Ms. Algunos días se dejaba una cuchara sopera, y otros días, una más grande.

 

Los investigadores encontraron que la cuchara más grande hacía que la gente se sirviera, en promedio, EL DOBLE de M&M's comparada con los que usaban la cuchara más chica.


También he visto referencias de estudios anteriores que demostraban que las personas que usan platos más grandes consumen más calorías que aquellas que utilizan platos más chicos.


La lección: Usa platos, tazones y cubiertos más pequeños y podrás reducir, sin darte cuenta, tu consumo de calorías.  ¡Ésto también significa decir NO a segundas y terceras porciones!

Probablemente ya hayas escuchado, anteriormente, que comer más lento puede ayudar a comer menos, pues da tiempo a que la señal de saciedad y satisfacción llegue al cerebro y suprima tu apetito antes de que hayas comido demasiado.


Sin embargo, este estudio encontró una variación:


Según el Sr. Wiseman en el libro 59 Segundos, en un estudio en el Centro Pennington de Investigación Biomédica, hizo que los participantes con sobrepeso consumieran una comida a tres velocidades diferentes
a)  su velocidad normal 
b)  la mitad de su velocidad normal y
c)  primero a su velocidad normal, seguido por la mitad de su velocidad normal (combinación normal-lento)


Los resultados fueron interesantes: Comer de manera más lenta hizo que los hombres comieran menos, pero no las mujeres (¡eso es raro!). Sin embargo, el tercer grupo que combinó el ritmo normal con el lento hizo que, tanto hombres como mujeres, redujeran mucho su apetito y comieran menos. Se comprobó que la combinación normal-lento era más efectiva que la del grupo que sólo comió más lentamente. ¿Por qué? ¡No tengo idea, pero los resultados son interesantes!


El Sr. Wiseman dice que la lección de esto es la siguiente: "empezar a comer a velocidad normal, pero luego saborear cada bocado".

TRUCO # 3

para comer menos

TRUCO # 4

para comer menos

Los estudios demostraron que la gente come mucho más cuando está distraída por la televisión, películas, juegos, u otras distracciones. En un experimento mencionado en el libro 59 segundos, las personas que estaban más absorbidas por una película comieron cantidades significativamente mayores de palomitas de maíz comparadas con las que prestaban menos atención a la película.


En otro experimento, las personas que escucharon activamente una historia de detectives durante el almuerzo (y se distrajeron con la historia), comieron 15% más alimentos que las que se sentaron en silencio durante el almuerzo. 


La lección: ¡deja la televisión y otras distracciones y concéntrate en la comida! Disfruta de cada bocado de la comida y consumirás naturalmente menos calorías mientras disfrutas más de tu comida

 

Según el libro 59 segundos, una serie de experimentos que se realizaron en oficinas comparó los efectos de poner chocolates sobre el lado derecho de los escritorios de la gente y colocar los chocolates a dos metros de distancia.

 

En otro experimento, los chocolates se colocaron dentro de tarros transparentes u opacos. Cuando el chocolate se coloca en el escritorio de la persona en lugar de a 2 metros de distancia, cada persona comía en promedio seis chocolates más por día. También, los chocolates en los frascos transparentes se comían un 46% más rápido que aquellos que fueron depositados en los frascos opacos.


Eso demuestra que: fuera de la vista, fuera de la mente. Como probablemente sabrás, recomiendo no tener nada de comida chatarra en tu casa. Así, nunca te tientas y estas obligado a comer sólo alimentos sanos, pero puedes usar tu día de trampa semanal para comer comida chatarra en un restaurante. ¡Así, nunca habrá comida chatarra en tu casa!