Drenaje Linfático

El drenaje linfático manual es un masaje suave con las manos, que se realiza en seco, sobre el área a tratar con movilizaciones lentas y progresivas en forma ascendente que simula la circulación normal de la linfa. Estas manipulaciones parecen simples cuando se observa al terapeuta trabajar, pero es una técnica muy estudiada fundamentada en la anatomofisiología del sistema linfático. El drenaje linfático manual tiene efectos muy positivos en el estado de salud si se realiza adecuadamente.

Drenaje Linfático Manual:
  • Reducción de edemas, hinchazones y celulitis.

  • Estimulación inmunitaria y curación rápida.

  • Estimulación y reeducación de la micro circulación.

  • Rejuvenecimiento.

  • Tonicidad.

  • Relajación.

Beneficios:
  • Restablece el balance de la energía y la vitalidad.

  • Reduce la presión arterial, el ritmo cardiaco, el dolor de cabeza, la tensión y el insomnio.

  • Reduce la celulitis y estimula el tono muscular.

  • Estimula la relajación física y psicológica, alivia dolores y proporciona bienestar a las partes cansadas y adoloridas del cuerpo.

  • Ayuda en la sanación de músculos dañados. Aumenta la circulación del sistema sanguíneo y linfático.

  • Aumenta la capacidad de oxigenación de la sangre. Estimula la recuperación muscular producida por la fatiga.

  • Ayuda en la eliminación del ácido láctico (uno de los desechos producto de la actividad muscular).

  • Ayuda a eliminar la rigidez y parálisis temporal, reduce las hinchazones. Promueve la regeneración de los tejidos.

  • Aumenta el rango de acción y libertad de movimiento. Tonifica la musculatura. Actúa tanto como un sedante o estimulante para el sistema nervioso, dependiendo de la técnica utilizada. Alivia o reduce la posibilidad de calambres y espasmos musculares.

Indicado Clínicamente en los siguientes casos:
  • Oncología.

  • Medicina Estética.

  • Acné.

  • Cirugías Estéticas.

  • Ortopedia.

  • Medicina deportiva.